letifem-pediatric-higiene-intima-niñas-farmacia-igea-valdebebas

Tras abandonar el pañal, llega el momento de enseñar a nuestros pequeños nuevos hábitos de higiene y limpieza para que aprendan a ir al baño solos. Es, sin duda, una etapa muy importante, tanto para los niños como para las niñas, y exige una mayor vigilancia por nuestra parte para evitar sustos innecesarios, accidentes o dolencias por falta de higiene.
Antes de nada, vamos a partir del punto en que los niños y las niñas no usan el baño de la misma forma.
Por lo que respecta a la higiene y cuidado íntimo de las niñas, es un tema más delicado que en el caso de los niños. Hay que enseñar a las pequeñas las medidas necesarias para una buena higiene, empezando por la posición en cómo sentarse en el baño, para evitar que se manchen, además de la forma de limpiarse.
Al orinar y evacuar sentadas las niñas, sucede a veces que, tratando de imitar a su padre o hermanos, quieran orinar de pie, como ellos. Para hacerles entender que la posición correcta es la sentada, tendremos que explicarles que estarán así más cómodas en esta posición y que de pie, se pueden manchar con mucha facilidad. Esto es común sobre los tres y cuatro años, edad en que ya se empieza a tener curiosidad por el propio cuerpo.
Lo siguiente que debemos enseñar a nuestra niña, es a cómo lavarse en el baño y ducha. Lo ideal es hacerlo de arriba abajo, es decir, empezando por la cabeza hasta llegar a los pies. Y en cuanto a la zona íntima, no hay necesidad de abrir para limpiar el interior. Ella debe limitarse a lavarse y a secar la zona cubierta por la braguita, y, muy importante: desde delante hacia atrás para evitar las posibles infecciones.
En ciertos casos, algunos padres de familia exageran con el aseo íntimo de la niña y recurren a varios productos de higiene personal. Hay que tener muy presente que éstos siempre deben ser muy suaves, de pH neutro o ligeramente ácido. De la misma forma, no es recomendable el uso de productos como sales de baño y/o jabones con espuma, ya que éstos pueden provocar irritación en los genitales y ardor.
Como último detalle a tener en cuenta en todos estos cuidados: la ropa interior. Hay que cambiarla todos los días, después del baño. ¿El material óptimo? el algodón 100%. En caso de que se moje o humedezca, deberá cambiarse las veces que sea necesario, pues nunca hay que permanecer con la ropa húmeda tras ir a la playa, piscina o practicar deporte porque es otro de los principales focos de infección.
Esperamos que estos consejos sean de utlilidad para la vida diaria y comodidad de vuestras pequeñas.

En Farmacia Igea Valdebebas os recomendamos Letifem Paediatric, un gel íntimo ideal para una correcta y segura higiene de las más pequeñas. Recordad que siempre os informamos y asesoramos de forma personalizada, buscando los productos más adecuados para vuestras necesidades.