Con el duro invierno de las navidades, parece que caemos enfermos con más facilidad, pero hay que saber que el frío no es el único responsable de esa bajada de defensas. Si realizamos una dieta incompleta o excesiva durante las celebraciones navideñas, el estrés o la falta de sueño continuado también pueden repercutir en nuestro ánimo y en nuestro sistema inmunitario.

A continuación os vamos a dar una serie de consejos preventivos y sobre todo prácticos para cuidar la salud en esta época del año, haciendo más fuerte el sistema inmune para evitar los resfriados y la dichosa gripe.

El primer consejo es fundamental y es, en la medida de lo posible, evitar los cambios bruscos de temperatura. La diferencia entre el frío de la calle y la calefacción de los lugares en los que entramos puede ser algo extremo para nuestro organismo y eso no es bueno para nosotros. Es bueno adecuar nuestra forma de vestir en función del lugar donde nos encontramos, intentando mantener constante nuestra temperatura corporal. Sin olvidar regular la temperatura de nuestra casa en torno a los 22 grados y también ventilar periódicamente los ambientes.

Tomar vitaminas y minerales para reforzar nuestras defensas junto a una alimentación equilibrada nos ayuda a mantenernos sanos y a estar mejor. Sobre todo incorporando en la dieta diaria nutrientes y minerales como la Vitamina C, la Vitamina B o el hierro para fortalecer el organismo.

Otro buen consejo es algo tan básico como lavarse las manos siempre que se pueda, sobre todo después de ir al baño, este gesto puede evitar que agentes externos entren en contacto con nuestro organismo. Hay que recordar que estas acciones nos hacen mantenernos alejados a los microbios y a las bacterias.

Aunque cueste creerlo, el estrés al que nos sometemos en muchas ocasiones puede facilitar la aparición de algunas enfermedades, y esto está ligado en ocasiones al sistema inmune. Para evitarlo, practicar alguna técnica de relajación con el diafragma, priorizando las tareas y sobre todo organizando el tiempo, nos puede venir muy bien.

La rutina de realizar deporte diario nos ayuda más de lo que nos creemos. Es verdad que en invierno nos puede incluso costar mucho más, pero el deporte nos aporta numerosos beneficios para nuestra salud, y ayudarnos a entrar en calor y combatir el frío. Con dedicar simplemente 30 minutos diarios al ejercicio físico puede venir muy bien. Incluso subir escaleras de nuestra casa o trabajo, o desplazarse andando siempre que se pueda.

Por último y no menos importante, el tema del sueño. Dormir pocas horas al día nos puede afectar considerablemente. La gente especializada en esto recomienda un mínimo de 7 horas para que el descanso sea totalmente efectivo y el cuerpo se recupere de las actividades diarias. Recordando siempre evitar hacer deporte durante las 4-5 horas antes de irnos a dormir y comer de manera ligera 2-3 horas antes de meterse en la cama.

Esperamos que todos estos consejos os ayuden en el día a día y no caer enfermos en estas fechas para poder disfrutar de la navidad en familia.

Y recordar que en Farmacia Igea Valdebebas estamos encantados de atenderos lo antes posible para cualquier duda. Pasaros por nuestra farmacia sin dudarlo en la calle César Cort Boti nº 16, esq. Félix Candela, en horario de 9:30h. a 21:30h. todos los días de la semana.

¡FELICES FIESTAS!