El verano es el mejor momento para disfrutar del buen tiempo y tomar el sol, dando una vuelta por el parque, yendo a la playa, disfrutando de la montaña o haciendo algo de ejercicio al aire libre, pero hay que tener cuidado y proteger nuestra piel de los rayos del sol, que en algunas horas del día nos pueden perjudicar seriamente y sobre todo las pieles delicadas de los más pequeños de la casa. Para ello, os vamos a dar 5 consejos que debéis llevar a cabo y protegerte como es debido:

  1. Hay que evitar en la medida de lo posible las horas centrales del día cuando estamos en la playa (desde las 12 hasta las 16 horas). Porque los rayos ultravioleta o las elevadas temperaturas pueden ser un problema grande y el riesgo de sufrir un golpe de calor es más elevado. Si nos metemos en el mar, también se recomienda utilizar una crema solar resistente al agua.
  2. No solo estamos en peligro en la playa, también en la montaña se debe aplicar protección solar. A medida que vamos subiendo, disminuye el filtro natural de la humedad que nos protege parcialmente de los rayos solares. A causa de esto, a partir de 1.000 metros de altitud, es preciso utilizar cremas de protección más altas.
  3. Los ojos también son una parte del cuerpo que puede sufrir con el sol intenso del verano, la utilización de gafas de sol y una gorra o gorro, nos puede ayudar a proteger nuestra cabeza del sol directo. Recordar que antes de comprar cualquier gafa de sol debemos comprobar que esté marcada con el sello de la Comunidad Europea (CE) y que en la etiqueta figure la clase a la que pertenece o la categoría de su filtro.
  4. Es fundamental tener el cuerpo hidratado, por lo que es recomendable beber líquidos en abundancia. Sobre todo, agua y zumos mezclados con agua mineral.
  5. Si realizáis deporte al aire libre en verano, también debéis utilizar una crema para el sol adecuada, hacer paradas para descansar cada 5 o 6 kilómetros y beber un poco de agua, porque perderemos líquidos por culpa de las elevadas temperaturas. Pero lo más aconsejable es hacer deporte en el atardecer o al amanecer.
  6. No olvidéis proteger especialmente cara, escote, cuello y manos. Cada año los dermatólogos ven aumentar el número de consultas por los efectos del fotoenvejecimiento en estas zonas corporales.
  7. Se recomienda utilizar ropa fresca para esta época del año, prendas de vestir elaboradas con algodón, debido a que tienen un factor de protección ultravioleta mayor al de las sintéticas. Aunque no lo creáis, los colores oscuros son los que mejor nos protegen del sol.
  8. Por último, si vemos que nuestros lunares cambian de forma, tamaño o color, no dudéis en visitar a vuestro médico para ver a que es debido.

Y sobre todo, recordar que en Farmacia Igea Valdebebas estamos encantados de atenderos lo antes posible para cualquier duda que os pueda surgir sobre este tema o cualquier otro. Pasaros por nuestra farmacia sin dudarlo en la calle César Cort Boti nº 16, esq. Félix Candela.

¡¡¡ A disfrutar del verano!!!